Triste época la nuestra! Prejuicios

11204648806_22c30dc115_o
Imagen descargada de Centro Nagual Madrid (Flickr)

Hoy en día, una ingente cantidad de información en forma de estímulos visuales y auditivos rondan nuestras casas y las calles. Me refiero a la televisión, la radio e Internet por ser los más importantes a la hora de informarnos sobre sucesos en lugares que no nos habíamos ni imaginado que existían. Esto tiene cosas muy positivas, como por ejemplo, abrirnos los “horizontes mentales”. Sin embargo, cuando solamente se nos enseña cosas negativas sobre un determinado colectivo, como por ejemplo, los musulmanes, nos formaremos una mala imagen de todas las personas que pertenezcan a dicha colectivo. Ese es el poder de los medios de comunicación y de la televisión en particular: formarnos una representación mental de un determinado grupo, crear fantasía en nuestras mentes, llevándonos a generalizar unas imágenes a todo un colectivo en base a repeticiones y repeticiones en forma de vídeos e imágenes violentas y todos los estímulos que sean necesarios y posibles, para que impregnen bien en la retina, en el oído y por ende en el recuerdo emocional, llevándonos rechazo de dicho grupo y, dependiendo de la persona, a la agresión física, verbal, etc.

No queda duda de que la necesidad de información es básica para el ser humano. Por eso han surgido estas instituciones, que en lugar de estar reguladas para el beneficio común, están diseñadas para ganar dinero, para ellos, para las empresas… A lo largo de su historia se ha ido desarrollando para formar un entramado complejo de empresas ansiosas por controlar a la mayor parte de las otras empresas, con el fin de controlar la opinión pública. Pura competitividad. Puro dinero. Puro capitalismo.

Los prejuicios se ponen en función de manera rápida, automática e inconsciente. Los seres humanos tenemos dos formas pensar, y por lo tanto, dos formas de juzgar. Una rápida y otra lenta. La primera, se realiza en base a juicios rápidos, automáticos e inconscientes. Estos son eficaces porque nos libran del esfuerzo y desgaste mental que supone pensar profundamente en algo. El segundo tipo, es el juicio profundo, lento y consciente. Supone mayor esfuerzo y desgaste mental.

Como podemos imaginar, los prejuicios se basan en los juicios rápidos, automáticos e inconscientes y son básicamente creencias, sentimientos y conductas hacia un determinado grupo social (etnias, razas, culturas, etc.). Las creencias y conductas son fáciles de cambiar o suprimir, pero los sentimientos son algo difíciles de modificar porque el recuerdo emocional es algo que persiste más que las creencias, las cuales son más accesibles. Hace un tiempo, cuando la discriminación al distinto no era sancionada socialmente se manifestaban abiertamente, sin embargo, hoy en día, al estar castigado legalmente cualquier forma de discriminación abierta sea por razón de raza, religión, orientación sexual, las personas son más precavidas a la hora de manifestar sus prejuicios, por lo que encuentran en las redes sociales un anonimato que les viene como anillo al dedo para expulsar su miseria mediante el teclado.

Existen una serie de estereotipos y prejuicios asociados al Islam y a los musulmanes que se han definido en nuestra sociedad. Por ejemplo, se cree que dicha religión permite la violencia y el terrorismo, que la mujer es tratada de manera injusta porque se la considera inferior al hombre, que los hombres son unos mujeriegos lujuriosos porque se pueden casar con más de una mujer, etc. Si estudia el Islam se dará cuenta de que no hay ninguna base sobre la que se sustentan dichas creencias, más que en juicios sesgados y generalizaciones que se extraen de una minoría que no representa al Islam. Es decir, que un grupo de “musulmanes” haga algo no significa que su religión les mande a hacer eso y por tanto que todos sean así. Una persona con dos dedos de frente debería intentar conocer realmente a quien o a qué juzga o al menos ignorar hablar de aquello de lo que no tiene conocimiento.

En el Islam los permisos y obligaciones no son en vano, sino que existen razones. La máxima en el islam es la justicia en todos sus ámbitos. La virtud está en la base de todas las prácticas islámicas. La creencia se une a la práctica y la razón y la fe van de la mano.

“Dios ordena ser equitativo, benevolente y ayudar a los parientes cercanos. Y prohíbe la obscenidad, lo censurable y la opresión. Así os exhorta para que reflexionéis” (Corán 16:90)

Para terminar, les animo a ver un vídeo, difundido por el periódico digital ” El Diario”, en el que se explica de manera breve y concisa cómo se difunden las falsas creencias sobre los musulmanes a través de los medios de comunicación. Te ánimo a verlo porque, de esta misma forma, se crean todo tipo de prejuicios y estereotipos. No te dejes engañar…

Anuncios

La Singularidad de la Creación Cerebro.

¿Es posible que los equipos informáticos superen el rendimiento del cerebro en el futuro? | La creación precisa de las fibras nerviosas | El cerebro controla las funciones del cuerpo y, la relación entre alma, voluntad y cerebro.

4576979415_4ed9248eb8_o

Los secretos del cerebro

El conocido neurocientífico David Ottoson – autor de los “Desafíos y Perspectivas en Neurociencia” – dice en la introducción de dicho libro:

“Resulta imposible para los neurólogos de todos los tiempos llegar a entender y descubrir los misterios y secretos del cerebro definitivamente y sin ninguna duda al respecto, porque el cerebro humano no puede comprenderse a sí mismo”.

¿Es posible que los equipos informáticos superen el rendimiento del cerebro en el futuro?

Hans Moravec, un científico especializado en Neurología e informática, en un estudio realizó una comparación entre los equipos informáticos más modernos de aquella época (en el año 2000) y el cerebro humano. En el experimento, no tomó una parte del cerebro para compararla con los equipo informático debido a la gran complejidad de este, sino que en vez de eso recurrió a la retina del ojo. Lo hizo basándose en el hecho de que la retina es una parte del cerebro que se extiende hasta la parte posterior del ojo. Los resultados permiten concluir que la eficiencia de un ordenador se asemejan a la eficiencia del cerebro de una hormiga pequeña. Asimismo, si el progreso de los equipos continuara creciendo, se espera que la eficiencia que alcanzarían se asemejaría a la eficiencia del cerebro de los reptiles más simples (salamandras) después de cuarenta años, es decir, 2040.

En cuanto el cerebro humano, la informática no puede producir una máquina que coincida con la eficiencia del cerebro, ni ahora ni en el futuro, porque la eficiencia del cerebro coincide con 1 millón de equipos avanzados que trabajan al mismo tiempo. Si evaluamos la energía eléctrica consumida por estos equipos a la vez, descubriremos que es aproximadamente 100 mil amperios, mientras que el cerebro humano solo consume 6 watt por minuto (0,1 amperios).

7945666386_df9a8b4788_o

La creación precisa de fibras nerviosas

En los años sesenta del siglo pasado, algunos científicos intentaron – en los Centros de investigación de Neurociencia de América – producir un conductor eléctrico en forma de cable que simule la capacidad de las fibras nerviosas. Después de años de profundos estudios, se dieron cuenta que la resistencia eléctrica de una fibra nerviosa de un metro (algo similar a una fibra nerviosa que se extiende desde la médula espinal hasta la planta del pie) es igual a la resistencia de su análogo de cobre con una longitud que equivale a diez veces la distancia entre la tierra y Marte, es decir, 10 × 1300 kilómetros. El milagro no sólo radica en la resistencia, sino también en el hecho de que si usted envía una señal de mil voltios a través de un cable de esta longitud cósmica, se dispersaría en esta larga distancia y nada alcanzaría el otro extremo. Por otro lado, la señal enviada a través de la médula espinal, llevando 100 milivoltios (0,1 voltios) llegará a los pies sin perder nada de energía. Este hecho obligó a los científicos a confirmar la imposibilidad de imitar una fibra nerviosa. Por lo tanto, no podemos decir que es posible imitar el cerebro y sus células, fibras y sus complejas funciones de manera milagrosa. En nombre de Dios, el más Compasivo, más Misericordioso:

“Esta es la creación de Allah. Muéstrame lo que, aquellos que no son Él, han creado. Por el contrario, los malhechores están en un claro error.” (Loqman: 11).

Ningún ser humano, independientemente de su grado de conocimiento y poder de la imaginación, puede visualizar la brillante complejidad del cerebro humano. Los científicos están de acuerdo en que el cerebro es la más compleja creación de Allah (Dios) Todopoderoso en este universo. Por ejemplo, el conocido neurólogo Wilder Penfield dijo:

“El cerebro humano es un pequeño universo; no es menos complejo que el universo grande. Igual como Allah manifiesta su gloria a su creación en el gran universo, él también se manifiesta en el pequeño universo”.

El nivel de complejidad de la estructura del cerebro es enorme, el número de células nerviosas en el cerebro humano es 10000 millones de neuronas, un número fácil de ser pronunciado pero difícil de imaginar. Existen otras células en el cerebro que tienen la función de alimentar y apoyar las neuronas, su número es diez veces más que de neuronas (100000 millones de células). En cuanto a las fibras nerviosas, basta con mencionar un aspecto sobre ellas para imaginar su complejidad. Por ejemplo, el cuerpo calloso, que es el que vincula el lóbulo (o hemisferio) derecho con el lóbulo izquierdo del cerebro, contiene 300 millones de fibras nerviosas. El número de señales nerviosas que pasa a través de ellas es de 4 billones de señales por segundo, por lo que ¡un lóbulo sabe lo que el otro está haciendo!

Hay otro hecho que muestra la gran complejidad de las células nerviosas. Cada neurona recibe 10 mil sinapsis procedentes de todas las partes del cerebro, excepto el lóbulo frontal y el cerebelo. En el lóbulo frontal, cada célula recibe 40 mil sinapsis, pero en cuanto el cerebelo, un tipo de sus cinco tipos de células, es decir, las células de Purkinje – 30 millones de células – ¡cada una de ellas recibe 1 millón de sinapsis!

El cerebro controla las funciones del cuerpo

En el siglo XVIII, la comunidad científica creía que las funciones del cuerpo se distribuyen al azar a las diferentes áreas del cerebro, y no existe un área específica que se encargue de una función determinada. Sin embargo, esta idea ha cambiado en el siglo XIX en adelante demostrándose que existe una distribución precisa de las distintas funciones. Por ejemplo, el lóbulo occipital – situado en la parte posterior del cerebro – se encarga de la visión, mientras que las funciones del lóbulo frontal son el pensamiento, la toma de decisiones y la manipulación de una parte de la memoria (la memoria de trabajo). Además, controla el movimiento de una parte del cuerpo (la cara y las partes superiores e inferior), y lo mismo pasa con el resto de partes. Dios Todopoderoso dice en el Corán:

 “…y ha creado cada cosa y lo determinó con determinación [precisa]”. (Al-Furqan: 2).

En cuanto a las emociones y los sentimientos, como el amor, la ira, la alegría, la tristeza, la ansiedad y su relación con el cerebro, hay que decir que existe un sistema completo en las profundidades del cerebro llamado sistema límbico emocional, cuya función es el procesamiento de las emociones y los sentimientos.

La relación entre el alma, voluntad y cerebro

La relación entre el alma, la voluntad y el cerebro ha sido y sigue siendo motivo de debate entre muchos neurocientíficos. Para resumir, el alma – según los datos actuales – domina al cerebro en todo el sentido de la palabra, entiende las señales del cerebro y lo dirige (es decir, el alma es la fuente de la voluntad) a realizar un determinado acto. Es como la relación entre un rey y sus soldados.

Para terminar, la conclusión más apropiada serían las palabras de Dios Todopoderoso. En nombre de Dios, el más Compasivo, el más Misericordioso:

“¿Los Hemos creado, así que ¿por qué no creéis?”. (Al-Waqi’ah).

Sí… Creemos y tenemos fe en Ti, nuestro Señor, y ¿por qué no habríamos de creer, cuando vemos la grandeza de Su creación, la maravilla de su trabajo y el milagro de su estimación?!

 

________________________________________

 

Artículo extraído con permiso de www.knowingallah.com

Artículo original: knowingallah.com/en/articles/the-uniqueness-of-the-brain-creation